Bibliotecas Públicas Municipales: acto y potencia. Semana Negra 18

El pasado viernes 8 de julio a las 18:00 h. se organizó una mesa redonda en la Carpa de las Palabras titulada Bibliotecas Públicas Municipales: acto y potencia moderada por Manuela Busco de la Biblioteca de Castropol y en la que también participaron Patricia Menéndez Benavente, Jefa del Departamento de la Red Municipal de Bibliotecas de Gijón, Cristina Jerez Prado de la Biblioteca de Pravia y coordinadora del Grupo de Animación de las Bibliotecas Públicas de Asturias, Isabel González Díaz de la Biblioteca de Lugo de Llanera, Manuel González Martínez de la Biblioteca de Villaviciosa, y yo misma María José Fernández González de la Biblioteca de Vega-La Camocha.

WhatsApp Image 2018-07-08 at 18.38.02 (1)

En ella se habló del presente y el futuro de las bibliotecas y se contaron proyectos, actividades y experiencias novedosas y muy interesantes que se estaban llevando a cabo en la actualidad en las bibliotecas participantes en este acto.

Cuando nos tocó el turno de palabra hablamos de los cambios que habíamos introducido en la biblioteca en los últimos años para intentar superar la crisis que afecta a todas las bibliotecas, y que nosotros notamos de forma evidente y temprana con una importante bajada en el número de usuarios y también de usos de los servicios tradicionales que ofrecíamos, para intentar reconectarla con los usuarios y con el barrio y volver a dar un servicio más acorde con las necesidades e intereses actuales.

Hablamos del cambio en el objetivo principal de nuestro trabajo, que desde ese momento se centró en las personas, de la apertura y flexibilización de los espacios de la biblioteca para hacer de ella ese tercer lugar que fuera asumido por los la gente como propio, y de cómo eso nos llevó a romper la barrera del silencio pero nos permitió hablar con la gente, conocerla, y también propició que la gente hablara entre sí generando comunidad. También apuntamos la importancia de establecer alianzas con otras entidades para llevar a cabo proyectos y participar en otros, sin las cuales esto hubiera sido imposible. Y para finalizar, comentamos cómo habíamos apostado por el juego como estrategia para vincular a la gente con las actividades de la biblioteca y también como ocio en sí mismo, pues la biblioteca también puede ser un estupendo espacio de ocio para la comunidad.

Y hablamos de dos de nuestros proyectos nacidos en este nuevo contexto bibliotecario: el Grupo Deberes y #Comparte. Os resumimos ambos proyectos a continuación.

GRUPO DEBERES es un proyecto de colaboración con los colegios e institutos a los que acuden los estudiantes participantes en el mismo y la asociación Abierto Hasta el Amanecer. Nace en 2016 con el objetivo de dar apoyo a un grupo de escolares de Primaria y Secundaria con bajo rendimiento académico, y que en muchos casos no cuentan con un adulto que los ayude en la realización de estas tareas en casa.

El grupo está formado por un máximo de 12 estudiantes, 6 de Primaria y 6 de Secundaria seleccionados por sus centros escolares, que se reúnen en la biblioteca 2 días a la semana durante 2 horas acompañados por monitores y voluntarios de Abierto Hasta el Amanecer. La primera hora está dedicada al estudio y durante ella se fomenta la responsabilidad y se trabaja en el establecimiento de rutinas de trabajo que les permitan superar su problema de fracaso escolar. La segunda hora está dedicada al ocio, dentro o fuera de la biblioteca, dependiendo del tiempo que haga en el exterior. Es un ocio no dirigido en la mayoría de los casos, aunque también se organizan actividades especiales como visitas al acuario, acuden a espectáculos teatrales, participan en yincanas, jornadas de surf, etc. Con ello se fomenta además del ocio saludable, la participación, la socialización y el interés del grupo por permanecer en el proyecto.

#COMPARTE tiene como finalidad convertir la biblioteca en un espacio de exposición en el que exhibir colecciones particulares #Compartetucolección y también objetos relacionados con aficiones #Compartetuafición, y que el conocimiento a veces exhaustivo vinculado a esas colecciones y aficiones sea compartido en la biblioteca.

Nace en 2016 con la exposición de una colección de marionetas procedentes de distintos lugares del mundo, a la que le siguió la una colección de libros sobre la Revolución del 34, juguetes robóticos y una exposición de juegos de mesa antiguos que llamó mucho la atención. Las exposiciones relacionadas con la práctica de una afición se iniciaron con una de fotografías de aves realizadas en el Parque de Isabel la Católica por un aficionado a la fotografía de fauna, una exposición de viñetas, y la exposición de pintura digital.

Pero esta primavera se ha dado un paso más en el proyecto y coincidiendo el Día de los Museos (18 de mayo) inauguramos en la biblioteca una exposición colectiva Buenas Artes que reunió unas 60 piezas elaboradas con distintas técnicas, pertenecientes a 15 autores vecinos del barrio.

La exposición se complementó con talleres en vivo abiertos al público y una quedada a modo de “maker space” en la que un grupo de aficionados al scrapbook y mix-media trabajaron en la biblioteca durante toda una jornada, y respondieron a las preguntas de quienes se acercaron a ellos interesados por su trabajo.

Anuncios

Camelias y Andrés Solar para despedir la temporada

Como siempre, quisimos terminar la temporada a lo grande, para comenzar el verano con buen sabor de boca. Y creo que lo conseguimos.

Comenzamos la mañana con una visita guiada por el Jardín Botánico Atlántico de Gijón, de la mano de Isabel, que nos contó un montón de cosas interesantes sobre plantas, frutos y avispas. ¡Cuidado con el avispón asiático!

20180621_114918

Luego nos fuimos con Miguel Ángel a plantar y amadrinar una camelia japónica a la que llamamos -no podía ser de otro modo- CLABICA, acrónimo que nos identifica (Club de lectura de Adultos de la Biblioteca de La Camocha) y que suena muy “japónico”, jajaja. Gracias, Miguel, por todas tus explicaciones, y por tener preparado ya el hoyo. Nos facilitó mucho la tarea.

El estilo y la elegancia durante la plantación queda plenamente recogido en las fotografías tomadas durante el acto.

img-20180621-wa0009

Aquí está el equipo de jardinería al completo.

Después de tanto esfuerzo tocaba “vermú literario” durante el que repartimos los marcapáginas que Koli y Mónica y el grupo scrapbook y mix-media nos regalaron para todos los miembros del club de lectura. Muchas gracias, son preciosos.

Comimos en Casa Yoli, en Deva. ¡Todo riquíííísimoooooo!

Y terminamos la jornada con una ruta literaria por Deva siguiendo los pasos de Andrés Solar, escritor asturiano de los 80 y una de las figuras clave del “surdimientu”.

Una jornada estupenda en buena compañía.

¡Feliz verano!

Gijón y “La noche que no paró de llover”

Estas imágenes son el resumen de una estupenda jornada con el club de lectura de ruta por Gijón tras los pasos de Valeria y el resto de personajes de “La noche que no dejó de llover” de Laura Castañón. Una ruta recomendable cien por cien, sobre todo si se tiene la prudencia de incluir alguna “parada técnica” de avituallamiento, como en nuestro caso 

Con Alejandro Palomas

El pasado 11 de diciembre estuvimos en el CCAI. El acto nos reunió con el autor de Una madre, una novela que recientemente leímos en “Con aroma a café” y el encuentro fue realmente interesante. Dirigido a los participantes de los clubes de lectura de la Red Municipal de Bibliotecas, también estaba abierto a otros interesados que quisieron acercarse a conocer al escritor así que la sala estaba llena. Durante más de dos horas habló de su obra, de cómo creaba, de su infancia, de su madre, de sus experiencias con el público…De fondo la historia de Amalia, una madre que por fin, a sus 65 años, conseguía reunir a toda su familia para cenar en Nochevieja y protagonista de una novela pequeña que se hizo grande, enorme, gracias al favor de un público que la aupó a las listas de los más vendidos en semanas.

 

Y fuimos a la Semana Negra

sn1

Una tarde de este verano algunas de nosotras nos animamos a dejarnos caer por la Semana Negra. Habíamos elaborado una selección de autores y escogimos éste que veis en la fotografía, el que está sentado en el centro. Se trata de Geir Tangen, un autor noruego de novela negra y cuya presentación resultó de lo más amena.

Geir Tangen encauzó su pasión por la novela negra en un blog en 2012, y ese mismo año comenzó a escribir “El ejecutor”, su ópera prima y primera parte de una trilogía con la que pretende “rendir tributo” a un género que le apasiona. Profesor de vocación, periodista “freelance” y ahora escritor,  debuta con “El ejecutor”, la primera parte de una trilogía protagonizada por el periodista Viljar Ravn Gudmundsson y la policía Lotte Skeisvoll.

Editada en España por la colección Roja y Negra, de Random House, la novela que presentó esa tarde, es la forma de Tangen de “expresar la admiración y el amor” que siente por este género, que goza de una gran popularidad y tradición en los país escandinavos, algo que él achaca al “contraste” de que “puedan ocurrir cosas tan terroríficas en entornos aparentemente seguros”.

Sinopsis:

El depresivo periodista, Viljar Ravn Gudmundsson, recibe un extraño correo electrónico en el que se profetiza un crimen y al día siguiente la policía encuentra el cuerpo de una mujer asesinada. Mientras los agentes le interrogan, recibe otro mensaje en el que se anuncia una nueva muerte.

Lotte Skeisvoll, investigadora excéntrica y obsesiva, necesita dar con la pista que por fin les dé ventaja en su carrera contra reloj, pero cuando se descubra que los crímenes imitan escenas de célebres novelas negras, todo dará un vuelco.

“Cuando lo escribí pensé que era un libro sobre libros”, explica Tangen sobre su microcosmos, que también tiene como referencias producciones como “Ángeles caídos”, una adaptación al cine de la saga “Varg Veum”, de Gunnar Staalesen.

Por supuesto, también la saga “Millennium”, de Stieg Larsson. “Es una de las series de novela negra que realmente me marcó”.

Al final del acto compramos su libro y nos lo firmó encantado.

Luego algunas lo leímos y nos gustó así que ojalá siga escribiendo.

Con Isabel Bono en el Antiguo Instituto

El pasado jueves 11 de abril nos fuimos al Antiguo Instituto al encuentro con Isabel Bono, premio Café Gijón 2016. 

Isabel nos sorprendió con un optimismo y buen humor inesperado para aquellos que leímos su obra. Fueron unos momentos en los que su fluida conversación llenó de frescura y sonrisas la tarde. 

Nos contó que la escritura formaba parte cotidiana de su vida, y que escribía cuando le venía la inspiración, pero siempre a diario. Que era una necesidad, a veces casi enfermiza, pero imprescindible, pues era su forma de entender la complejidad de la vida. Y que el premio le había llegado sin esperarlo, acompañado de un torrente de actividad arrolladora, increible pero que estaba disfrutando plenamente.

Y así pasó la tarde, entre risas y anécdotas.

Encuentro con Isabel Bono, Premio Novela Café Gijón 2016

Isabel Bono conversará con sus lectores  acerca de Una casa en Bleturge el próximo miércoles 10 de Mayo a las 19:00 horas en la Sala de Conferencias del Antiguo Instituto.
El acto, abierto al público general, está dirigido especialmente a los integrantes de los Clubes de Lectura de la Red Municipal de Bibliotecas que han leído y debatido ya sobre la obra galardonada.
descarga
Isabel Bono, ganadora del premio de novela Café Gijón en la edición del año 2016, mantendrá un encuentro literario con las y los participantes de los clubes de lectura de la red municipal de Gijón y de la Biblioteca Jovellanos, que tuvieron ya ocasión de leer y debatir sobre la obra, Una casa en Bleturge, primera novela que publica su autora.j008ma01.jpg La malagueña Isabel Bono es, principalmente, poeta. Entre sus poemarios publicados destacan Señales de vida (El gato gris, 1999), Los días felices (CELYA, 2003), Entre caimanes (2006), Días impares (Polibea, 2008), Poemas reunidos Geyper (Eppur, 2009); Ahora (PUZ, 2010), Maomegean (2010), Algo de invierno (Luces de Gálibo, 2011), Pan comido (Bartelby, 2011), Brazos piernas cielo (Baile del sol, 2012), Hojas secas mojadas (Isla de Siltolá, 2013), Sukút (Ediciones Imperdonables, 2014), Cahier (Baile del sol, 2014) y Hielo seco (Isla de Siltolá, 2015).