La soledad de Auster

Lectura: La invención de la soledad de Paul Auster

En esta ocasión nuestra reunión estuvo presidida por un nuevo miembro del club con el que conectamos vía Skipe. Toda una experiencia que repetiremos, sin duda.

La obra de Auster nunca deja indiferente. En este caso leímos La invención de la soledad, una novela en la que la figura patena, mejor, la ausencia de la misma, marca profundamente al protagonista.

La obra está dividida en dos partes claramente diferenciadas. La lectura de la primera nos gustó. En ella, el protagonista recuerda su vida y su infancia hasta la muerte de su padre. Un ejercicio de memoria que es en realidad un intento de entenderlo, de explicar y explicarse su comportamiento, sus ausencias, su alejamiento emocional, su forma de ser y no estar, para lo que encuentra justificación al conocer la verdad sobre la muerte de su abuelo. En ocasiones parece un ajuste de cuentas, la forma que tiene de entender a su padre y de decirle todo aquello que no pudo transmitirle en vida.

auster-02

La segunda parte, sin embargo, se hizo mucho más difícil de leer y nos trajo a la memoria la escritura caótica y automática de los surrealistas.

Se trata, sin duda, de una novela autobiográfica. Una obra honesta que no parece escrita para gustar.

Anuncios