Patria, de Aramburu, para comenzar el trimestre

Comenzamos el último trimestre del año con Patria de Fernando Aramburu, Premio Nacional de Narrativa 2017, que relata la historia de dos familias vascas marcadas y enfrentadas por el terrorismo.

patria1-655x368

Tendremos la reunión en la biblioteca el

JUEVES día 13 de septiembre

18:00 h.

Anuncios

Bibliotecas Públicas Municipales: acto y potencia. Semana Negra 18

El pasado viernes 8 de julio a las 18:00 h. se organizó una mesa redonda en la Carpa de las Palabras titulada Bibliotecas Públicas Municipales: acto y potencia moderada por Manuela Busco de la Biblioteca de Castropol y en la que también participaron Patricia Menéndez Benavente, Jefa del Departamento de la Red Municipal de Bibliotecas de Gijón, Cristina Jerez Prado de la Biblioteca de Pravia y coordinadora del Grupo de Animación de las Bibliotecas Públicas de Asturias, Isabel González Díaz de la Biblioteca de Lugo de Llanera, Manuel González Martínez de la Biblioteca de Villaviciosa, y yo misma María José Fernández González de la Biblioteca de Vega-La Camocha.

WhatsApp Image 2018-07-08 at 18.38.02 (1)

En ella se habló del presente y el futuro de las bibliotecas y se contaron proyectos, actividades y experiencias novedosas y muy interesantes que se estaban llevando a cabo en la actualidad en las bibliotecas participantes en este acto.

Cuando nos tocó el turno de palabra hablamos de los cambios que habíamos introducido en la biblioteca en los últimos años para intentar superar la crisis que afecta a todas las bibliotecas, y que nosotros notamos de forma evidente y temprana con una importante bajada en el número de usuarios y también de usos de los servicios tradicionales que ofrecíamos, para intentar reconectarla con los usuarios y con el barrio y volver a dar un servicio más acorde con las necesidades e intereses actuales.

Hablamos del cambio en el objetivo principal de nuestro trabajo, que desde ese momento se centró en las personas, de la apertura y flexibilización de los espacios de la biblioteca para hacer de ella ese tercer lugar que fuera asumido por los la gente como propio, y de cómo eso nos llevó a romper la barrera del silencio pero nos permitió hablar con la gente, conocerla, y también propició que la gente hablara entre sí generando comunidad. También apuntamos la importancia de establecer alianzas con otras entidades para llevar a cabo proyectos y participar en otros, sin las cuales esto hubiera sido imposible. Y para finalizar, comentamos cómo habíamos apostado por el juego como estrategia para vincular a la gente con las actividades de la biblioteca y también como ocio en sí mismo, pues la biblioteca también puede ser un estupendo espacio de ocio para la comunidad.

Y hablamos de dos de nuestros proyectos nacidos en este nuevo contexto bibliotecario: el Grupo Deberes y #Comparte. Os resumimos ambos proyectos a continuación.

GRUPO DEBERES es un proyecto de colaboración con los colegios e institutos a los que acuden los estudiantes participantes en el mismo y la asociación Abierto Hasta el Amanecer. Nace en 2016 con el objetivo de dar apoyo a un grupo de escolares de Primaria y Secundaria con bajo rendimiento académico, y que en muchos casos no cuentan con un adulto que los ayude en la realización de estas tareas en casa.

El grupo está formado por un máximo de 12 estudiantes, 6 de Primaria y 6 de Secundaria seleccionados por sus centros escolares, que se reúnen en la biblioteca 2 días a la semana durante 2 horas acompañados por monitores y voluntarios de Abierto Hasta el Amanecer. La primera hora está dedicada al estudio y durante ella se fomenta la responsabilidad y se trabaja en el establecimiento de rutinas de trabajo que les permitan superar su problema de fracaso escolar. La segunda hora está dedicada al ocio, dentro o fuera de la biblioteca, dependiendo del tiempo que haga en el exterior. Es un ocio no dirigido en la mayoría de los casos, aunque también se organizan actividades especiales como visitas al acuario, acuden a espectáculos teatrales, participan en yincanas, jornadas de surf, etc. Con ello se fomenta además del ocio saludable, la participación, la socialización y el interés del grupo por permanecer en el proyecto.

#COMPARTE tiene como finalidad convertir la biblioteca en un espacio de exposición en el que exhibir colecciones particulares #Compartetucolección y también objetos relacionados con aficiones #Compartetuafición, y que el conocimiento a veces exhaustivo vinculado a esas colecciones y aficiones sea compartido en la biblioteca.

Nace en 2016 con la exposición de una colección de marionetas procedentes de distintos lugares del mundo, a la que le siguió la una colección de libros sobre la Revolución del 34, juguetes robóticos y una exposición de juegos de mesa antiguos que llamó mucho la atención. Las exposiciones relacionadas con la práctica de una afición se iniciaron con una de fotografías de aves realizadas en el Parque de Isabel la Católica por un aficionado a la fotografía de fauna, una exposición de viñetas, y la exposición de pintura digital.

Pero esta primavera se ha dado un paso más en el proyecto y coincidiendo el Día de los Museos (18 de mayo) inauguramos en la biblioteca una exposición colectiva Buenas Artes que reunió unas 60 piezas elaboradas con distintas técnicas, pertenecientes a 15 autores vecinos del barrio.

La exposición se complementó con talleres en vivo abiertos al público y una quedada a modo de “maker space” en la que un grupo de aficionados al scrapbook y mix-media trabajaron en la biblioteca durante toda una jornada, y respondieron a las preguntas de quienes se acercaron a ellos interesados por su trabajo.

Camelias y Andrés Solar para despedir la temporada

Como siempre, quisimos terminar la temporada a lo grande, para comenzar el verano con buen sabor de boca. Y creo que lo conseguimos.

Comenzamos la mañana con una visita guiada por el Jardín Botánico Atlántico de Gijón, de la mano de Isabel, que nos contó un montón de cosas interesantes sobre plantas, frutos y avispas. ¡Cuidado con el avispón asiático!

20180621_114918

Luego nos fuimos con Miguel Ángel a plantar y amadrinar una camelia japónica a la que llamamos -no podía ser de otro modo- CLABICA, acrónimo que nos identifica (Club de lectura de Adultos de la Biblioteca de La Camocha) y que suena muy “japónico”, jajaja. Gracias, Miguel, por todas tus explicaciones, y por tener preparado ya el hoyo. Nos facilitó mucho la tarea.

El estilo y la elegancia durante la plantación queda plenamente recogido en las fotografías tomadas durante el acto.

img-20180621-wa0009

Aquí está el equipo de jardinería al completo.

Después de tanto esfuerzo tocaba “vermú literario” durante el que repartimos los marcapáginas que Koli y Mónica y el grupo scrapbook y mix-media nos regalaron para todos los miembros del club de lectura. Muchas gracias, son preciosos.

Comimos en Casa Yoli, en Deva. ¡Todo riquíííísimoooooo!

Y terminamos la jornada con una ruta literaria por Deva siguiendo los pasos de Andrés Solar, escritor asturiano de los 80 y una de las figuras clave del “surdimientu”.

Una jornada estupenda en buena compañía.

¡Feliz verano!

No nos gustan las despedidas

 

nos dan como nostalgia y eso que sabemos que Tea Rooms es la “guinda” de un pastel que, en realidad, no se acabará nunca porque nunca terminaremos de leer todo lo que está escrito. Que además, volveremos a retomar las animadas sesiones en cuanto pase el verano y las reanudaremos con nuevos títulos, propuestas renovadas y deliciosos dulces, por cierto, curiosa coincidencia con el escenario de nuestra último libro de esta temporada. Así que no nos despedimos, es más, organizamos una comida y la plantación de un árbol o dos…así somos en este club Con aroma a café.

Nos gustó mucho la novela y llegamos a valorarla con un notable. A unos más que a otras, es verdad, pero incluso a las pocas personas a quienes no les cautivó reconocieron el valor de Luisa Carnés al escribirla. Y debatimos largo y tendido sobre las historias de Antonia, la más veterana de ese grupo de mujeres que trabajan como camareras en un café elegante del Madrid de principios de los treinta, en los albores de la Segunda República en el que se desarrolla la acción de Tea Rooms. Y de Paca, una treintañera muy beata, de Marta cuya situación es desesperada, de Laurita la “protegida” del dueño con ese final terrible y de Matilde, joven y pobre pero con ideas propias y mirada crítica que, tras escuchar los comentarios biográficos que Leticia nos ofreció sobre la autora, llegamos a la conclusión de que no es otra que el alter ego de la misma.

“Poliedro dramático de mujeres que tienen todas las de perder. Las cosas terribles ocurren con la naturalidad con la que suceden en las sociedades inhumanas: abortos practicados con la varilla de un paraguas roñoso, mujeres prostituidas, obreros muertos, despidos”

Artículo publicado en septiembre de 2016, en el suplemento Babelia de EL PAIS

Ha pasado tiempo desde entonces, casi noventa años y las mujeres tienen un camino recorrido para el que no hay vuelta atrás. A pesar de ello, cerramos la sesión con el mismo interrogante con el que lo hace la novela: “¿Cuándo será oída de verdad la voz de las mujeres?”

Dimos la bienvenida a Belén que, a pesar de llevar tiempo leyendo con este club, aún no había podido acudir a las reuniones y esta fue su “primera vez”.

Y echamos en falta a Susana que no pudo acompañarnos via Skype en esta sesión y nos habría gustado “no despedirnos” de ella. Quizá se anime a hacerlo cualquier día de estos en este blog.

Aquí la esperamos y a todo aquel que quiera hacer un comentario, crítica, sugerencia o lo que sea…

“Tea rooms. Mujeres obreras”, próxima lectura y fin de temporada

No podíamos haber elegido mejor, al menos, esa es nuestra intención al seleccionar esta estupenda novela para cerrar el ciclo de actividades literarias del Club de Lectura “Con aroma a café”.

 

Autora sinsombrero de la Generación del 27, Luisa Carnés escribió esta portentosa novela social rompiendo los esquemas narrativos de la época. Una voz fundamental para acercarnos a la realidad de las mujeres españolas de comienzos del siglo xx. La debatiremos el próximo

jueves,  24 de mayo de 2018, a las 18:00 horas

¡Allí nos vemos!

Algo más que una novela negra

Susana, participante online de este club a través de Skype (¡vivan las nuevas tecnologías!), ha querido hacer la entrada en el blog de nuestra última reunión. Residente en Barcelona desde hace muchos años, ha disfrutado especialmente esta novela cuya acción se desarrolla en esa ciudad.

Estas son sus palabras.

El mes en el que se celebra el día de la mujer trabajadora hemos leído y comentado Don de lenguas, una novela escrita por dos mujeres: Rosa Ribas y Sabine Hofmann.

20180322_203516-e1522361872921.jpg

La obra está catalogada como novela negra, pero es también una novela con un fuerte contenido social ya que tiene como escenario la ciudad de Barcelona en plena postguerra, en concreto en el año 1952. Una Barcelona en la que en ese momento habitan fundamentalmente dos clases sociales: la alta burguesía, tan adicta al régimen que hablar solo castellano se considera una seña de identidad, y las clases populares que vivían con muchísimas estrecheces económicas y con mucho miedo: miedo a la brutalidad policial, miedo a la corrupción, miedo a no ser visto como persona decente, miedo a perder el trabajo, miedo… a tantas cosas.

Tres son los principales protagonistas : Ana Martí, periodista e hija de un represaliado político, Beatriz Noguer, filóloga, grafóloga y contraria al régimen, e Isidro Castro, un hosco policía de doloroso pasado. Los tres, por motivos distintos, se proponen resolver un hecho que conmociona a la ciudad y a las altas esferas, el asesinato de Mariona Sobrerroca, viuda del más famoso médico de Barcelona.

Don de lenguas se lee bien, lentamente al principio, cogiendo ritmo según se avanza en la lectura, y al final no la puedes dejar. Ha habido unanimidad en este punto y también en la valoración de lo bien documentada que está y en lo fácil que resulta meterse en ella, especialmente para quien haya nacido, vivido o conozca bien Barcelona. Igualmente se ha comentado que llama la atención las buenas descripciones de algunas de las malas prácticas del momento como el estraperlo, la adulteración de productos básicos como leche, carne o medicamentos, la corrupción tan extendida en los centros del poder o la existencia de matones al servicio de algunos sindicatos. Todo ello ocurría sin duda en Barcelona, pero también en otros lugares de España, y por eso se han compartido bastantes recuerdos de esos años, recuerdos propios o escuchados, pero todos muy interesantes.

20180322_183811.jpg

En cuanto a las autoras, se ha explicado que son dos mujeres de casi la misma edad pero de distinta nacionalidad: Rosa es española nacida en Barcelona y Sabine alemana nacida en Bochum . Se conocieron en la universidad de Frankfurt donde trabajaban y ambas han escrito conjuntamente las tres novelas que conforman una triologia de la Barcelona de los años 50: Don de lenguas que se desarrolla en el año 1952, El gran frío en 1956 y Azul marino en 1959. Esta que hemos leído es pues al primera.

Rosa y Sabine explican en algunas entrevistas que han podido escribir conjuntamente estas tres novelas gracias a las facilidades que ofrecen las nuevas tecnologías y también a que asistieron varias veces al Centro Gallego de Frankfurt donde se reunían con los emigrantes españoles procedentes de diversos lugares de España, que en su viaje hacia Alemania en busca de trabajo, recalaban más o menos tiempo en Barcelona. Ellos pudieron llegar a conocer bien la Ciudad Vieja y el Barrio Chino con sus burdeles, garitos y fondas de mala muerte, además del hambre y el desespero. Sus relatos fueron una buena fuente de inspiración.

Entre dulces y cafés siguió animoso el debate enriquecido como siempre con las aportaciones de Leticia, y terminó la reunión deseándonos unas a otras una buena Semana Santa.