Cava y “Piezas en fuga” del 22 de diciembre

Os dejamos con algunos momentos de la última sesión del año. Como siempre un placer, todo, la lectura, la merienda, la proyección, los comentarios y la gente. En este espacio de encuentro en el que debatimos sobre autores, obras, personajes, géneros, lugares y mundos que crea cada autor, la experiencia de compartir la lectura es tan enriquecedora que ayer varios de los asistentes lo expresaron y todos nosotros lo pensamos. Así, la novela de Anne Michaels, compleja, intensa y difícil de leer para algunos de los presentes se acabó convirtiendo en un “objeto de deseo” gracias al contagio de quienes si la leyeron…

Nada más por este año, os deseamos paz, paz y más paz y ¡felices lecturas!

Bizcocho de castañas y rosquillas del 17 de noviembre de 2016

Porque en esta ocasión ambas delicias se merecen llevar el título de esta entrada. Y no es que en la sesión de ayer con Almas grises, la novela de Philippe Claudel, nos hayamos dedicado solo a comer (menos mal que teníamos algo que llevarnos a la boca para contrarrestar la amargura del relato) pero realmente los dos dulces, el bizcocho-de-castanas y las rosquillas, nos deleitaron. Chelo y María José deberían poner esto en su curriculum.

Leticia, la conductora del club en esta sesión, rompió el hielo con una petición de puntuación y empezamos: 6, 4, 1, 5, 7, 8, 9

A quienes la suspendieron, la novela no les pareció mala, en absoluto, lo que ocurre  es que sus personajes y su contexto se percibieron demasiado grises, su dolor muy explícito y luego estaba su final, ese final tan fuerte y tan triste que nos deja con un sabor amargo y eso hay quienes no se lo perdonan a Claudel…

En fin, que la sesión estuvo muy y bien animada y la duda, al igual que en la novela, planeó sobre nosotros. También intentamos definir el tema: la maldad, el silencio, el dolor, la hipocresía, lo que es y lo que parece. El autor escudriña magistralmente en los recovecos mas sombríos del alma humana en una época, la de la Primera Guerra Mundial, a la que nos lleva a través de unas descripciones que son auténticas imágenes y cuya calidad tiene  mucho que ver con la relación de su autor con el cine.

Almas grises es, en definitiva, una novela con una trama dura e inquietante, donde los secretos y los sentimientos fluyen en medio de un trasfondo psicológico y moral que no dejó a nadie indiferente. Profunda, bien estructurada y espléndidamente escrita, tal y como nos tiene acostumbrados Philippe Claudel a quien este club conoce por La nieta del señor Linh, otra novela estupenda que nadie debería perderse.

Café y moscovitas del 20 de octubre de 2016

Empezamos la nueva temporada y  conocimos a Mónica, la nueva conductora del club de lectura. También dimos la bienvenida a Ana, José Luis y Noel, tres personas nuevas que se animaron a formar parte de estas reuniones lectoras.

photo.jpgLa reunión se centró en la obra “Canadá” de Richard Ford y fue, como siempre, interesante, distendida,  con aportaciones y puntos de vista de los más diferentes y enriquecedores. Hubo a quien no le gustó mucho la novela tildándola de “excesivamente extensa”, a otros les encantó y consideraron necesarias todas y cada una de las palabras empleadas por el autor… Todos sabemos que la conversación es el eje que vertebra al club y que el club ha de ser, sobre todo, un espacio para convocar la alegría de leer y la alegría de encontrarse para conversar sobre la lectura. Así que, a pesar de las diferentes opiniones y gustos, hay un acuerdo total sobre la idea de que leer una obra para comentarla en grupo es una experiencia totalmente distinta y mucho más interesante que la lectura solitaria e individual. Por ello celebramos poder seguir reuniéndonos, tomando una infusión y hablando de literatura…

¡Ah!! y lo de las moscovitas fue porque estuvimos en Oviedo, precisamente viendo a Richard Ford en el acto organizado con los clubes de lectura con motivo de la entrega de los Premios Princesa de Asturias 2016,  pero eso es “otro cantar” del que en unos días publicaremos un reportaje en  Rutas y encuentros.

¡Feliz lectura de Almas grises de Philippe Claudel!

Cóctel de cava y Raclette

Lectura: Asesinato en el Comité Central

Una reunión rutinaria del Comité central del Partido Comunista de España. Se apagan las luces. Aparece asesinado el secretario general, Fernando Garrido…

Con este caso de Carvalho cerramos el círculo de lecturas y nos despedimos hasta el otoño: de El ladrón de meriendas de Andrea Camilleri, con su inolvidable comisario Salvo Montalbano, homenaje del autor italiano al escritor español, a Asesinato en el Comité Central de Manuel Vázquez Montalbán, protagonizada por el conocido detective Pepe Carvalho.

La novela de Vázquez Montalbán es una crítica al sentido religioso de la militancia política y sobre ella hubo muchas opiniones. Os animamos a que las trasladéis aquí ya que el “servicio de catering” nos dejó sin aliento, jajjjajjja

¡Feliz verano!

Tarde de asesinos y tortitas

Lectura: El asesino ciego de Margaret Atwood

En la tarde del 28 de abril estuvimos con “los asesinos ciegos” y nos pudimos ciegas de pankakes con sirope de arce y nata.

La novela de Margaret Atwood, El asesino ciego, contenía muchas lecturas. Su forma compleja desanimó a algunas lectoras, pero resultó enriquecedora para otras.

Como género histórico, el que califica a la novela de la entrada, hablamos de la historia de las dos hermanas Chase como piezas centrales de la saga familiar; relato enmarcado en la historia de Toronto y de Canadá, con el foco puesto en los años de la Gran Recesión. 

De las tres tramas de esta torre de pankakes destacó la historia futurista con sus “Asesinos ciegos” como una alegoría de las vidas reales. Pero sobre todo Margaret Atwood nos tocó la fibra sensible con su “Love Story”, los amores clandestinos y sus consecuencias para la vida y la muerte de Laura, y la intensidad narrativa de estos relatos.

pancakes

Estuvimos de acuerdo en que El asesino ciego es una gran novela en muchos sentidos, también en dimensiones, muchas páginas y mucho contenido, muchos estilos. También es muy grande la carga del destino que ha lastrado la vida de las mujeres, sea cual sea la sociedad que se muestra en las novelas que comentamos.

 

El encanto de la “cuentista”

En nuestra reunión de marzo tuvimos la suerte de contar con la presencia de Montse Garnacho, la autora de Constantino Turón, el cómic que habíamos estado leyendo.

20160317_195127

El encuentro con ella fue todo “un regalo”, como comentamos después. Durante la hora y media larga que estuvo con nosotras nos contó cómo había creado este cómic a partir de retazos de conversaciones con quienes habían conocido a este personaje o habían oído hablar de él a sus familiares y vecinos.

Nos explicó que todos ellos le comentaron con satisfacción el célebre robo a los Figaredo, la anécdota que aparece en la primera escena de la obra, en la que Constantino consigue engañar a esta familia y entrar en la casa disfrazado de religioso. Porque Constantino era un personajes querido por quienes lo conocieron: un bandido generoso, un ladrón bueno que robaba a los ricos para dárselo a los pobres. Por eso el sentimiento del pueblo hacia él fue siempre de agradecimiento: por sus actos, por la ternura que siempre demostró hacia los niños, y porque nunca cometió delitos de sangre.

Nos habló también de Bances, el por aquel entonces jovencísimo dibujante que hizo las viñetas del cómic, y cómo durante el proceso de creación se enteró de que el bandido también había robado a su propio abuelo, dueño en aquella época de una cementera, a quien sustrajo la nómina del mes con la que iba a pagar a los obreros.

Nos aseguró que todos los hechos que se cuentan en el cómic están basados en la realidad histórica de Constantino Turón, y que la mayoría de los personajes que aparecen en él están creados a partir de personas reales conocidas por ella, y que los introduce como reconocimiento y homenaje. Solo Rosina es pura ficción: un recurso literario para justificar el hecho de que Constantino no se vaya, no emigre a América, y permanezca toda su vida en Asturias.

Durante el encuentro Garnacho también nos habló de sus otras obras: Hombres y carbón, que escribió con ese título, aunque posteriormente descubriera que siempre ha habido mujeres mineras… y muchas; Donde la culebra canta, porque las mujeres siempre han estado inevitablemente ligadas al agua, Maruxes y Xuanes obra de teatro costumbrista con la que quiso invitar a pensar “a los sus monstruinos” de 3º de la ESO sobre la igualdad entre hombres y mujeres; y por supuesto Caleyes con oficiu, esos ciento y pico artículos, originariamente publicados en La Nueva España, en los que la autora supo retratar como nadie muchos oficios tradicionales casi olvidados, con “esi restallón”, esa anécdota, ese comentario del protagonista “que hacía distinta una caleya a otra”.

En definitiva, fue una tarde entrañable en compañía de una magnífica “cuentista” en el mejor sentido de la palabra. Una tarde en la que disfrutamos como niñas de las historias que nos quiso contar mientras tomábamos un café con casadiellas, aunque quizás la mejor receta para acompañar la historia de Constantino Turón hubiera sido una buena boroña.

Café y basboussa del 25 de febrero de 2016

Lectura: El callejón de los milagros de Naguib Mahfuz

img_2504

Tarde llena de sabores de oriente, por un lado la basboussa, el rico dulce egipcio con el hibisco, y las pastas, por otro la novela de Mahfuz, eso si, nada dulce, más bien agria, áspera, dura…como la vida misma. A unas nos gustó más que a otras esta estupenda novela (en eso coincidimos todas) “El callejón de los milagros” cuyo autor es el único escritor de lengua árabe galardonado con el Premio Nobel de Literatura y para quien escribir era una necesidad vital una “novia eternamente joven”.

La galería de personajes fue discurriendo a lo largo de la sesión y hablamos del tío Kamil, de la maltratadora Husniya, la panadera, de Kirsha, el dueño del café, de Husaini, de Zaita, del doctor Bushi y de Amida. Unas vidas tan intensamente crudas que casi no nos dejan ver más allá. Pero Mila nos ayuda, como siempre, a situarlo todo en un contexto histórico: Ciudad de El Cairo, últimos coletazos de la II Guerra Mundial, presencia británica en Egipto, sistema económico inestable, conflicto entre la tradición y la modernidad, el pasado y el presente…

También hablamos de la moda de la época, de como irían vestidos los personajes y !abracadabra¡ pudimos verlos.

Y luego Carmen nos habló de un callejón de los milagros en Gijón que ella recuerda muy bien porque hasta los años 80 no desapareció y nos envió esta imagen.

calle-de-santaeulalia-edit

Y al final nos preguntamos ¿cuántos callejones quedan aún lejos y cerca de nuestras vidas?

Para quien se anime a cocinar al estilo de nuestros vecinos mediterráneos recordad que tenéis todas las recetas en la pestaña Recetario de este blog.

شهية طيبة