Tarde de asesinos y tortitas

Lectura: El asesino ciego de Margaret Atwood

En la tarde del 28 de abril estuvimos con “los asesinos ciegos” y nos pudimos ciegas de pankakes con sirope de arce y nata.

La novela de Margaret Atwood, El asesino ciego, contenía muchas lecturas. Su forma compleja desanimó a algunas lectoras, pero resultó enriquecedora para otras.

Como género histórico, el que califica a la novela de la entrada, hablamos de la historia de las dos hermanas Chase como piezas centrales de la saga familiar; relato enmarcado en la historia de Toronto y de Canadá, con el foco puesto en los años de la Gran Recesión. 

De las tres tramas de esta torre de pankakes destacó la historia futurista con sus “Asesinos ciegos” como una alegoría de las vidas reales. Pero sobre todo Margaret Atwood nos tocó la fibra sensible con su “Love Story”, los amores clandestinos y sus consecuencias para la vida y la muerte de Laura, y la intensidad narrativa de estos relatos.

pancakes

Estuvimos de acuerdo en que El asesino ciego es una gran novela en muchos sentidos, también en dimensiones, muchas páginas y mucho contenido, muchos estilos. También es muy grande la carga del destino que ha lastrado la vida de las mujeres, sea cual sea la sociedad que se muestra en las novelas que comentamos.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s